Ir al contenido

Pimientos rellenos versión Halloween

Halloween no tiene por qué ser solo dulces y caramelos. Por eso, te traemos esta receta para que puedas darle un toque espeluznante a tus comidas. Además, seguro que con el aspecto terrorífico, hasta los más pequeños se animan a comer pimientos. Dale una oportunidad a nuestra receta y anímate a hacer tu propia versión y preparar diferentes rellenos para cada pimiento. Por ejemplo, puedes usar espaguetis para que parezca que salen serpientes del pimiento, o, hacer una salsa de tomate para que parezca sangre. 

Ingredientes

Para 6 raciones

  • 6 pimientos amullo (del color que prefieras)
  • 500 g de carne picada
  • 1 cebolla cortada en cuadraditos
  • 2 cabezas de ajo picadas
  • 1 cucharada de paprika 
  • 1 cucharadita de comino
  • 50 g de champiñones (cortados)
  • 420 g de tomates cortados
  • 230 ml de agua
  • 210 g de arroz largo
  • 1 cucharada de salsa inglesa
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • Sal y aceite (al gusto)
  • 250 g de mozzarella o cheddar (gratinado)

Instrucciones

1. En una sartén a fuego lento, echa aceite de oliva. Añade la cebolla y deja que se haga hasta que esté ablandecida. 

2. Añade la carne picada a la sartén y deja que se haga hasta que coja color marrón. Mientras se hace, con ayuda de una pala, tendrás que estar moviéndola constantemente en la sartén para que se haga por todos lados por igual.

3. Añade el ajo, la paprika, el comino y la salsa inglesa.

4. Next, add the mushrooms and cook for 5 minutes. 

5. Siguiente, añade los tomates y el agua, remuévelo bien y déjelo cocinar 5 minutos.

6. Echa el arroz a la sartén y ponle una tapa. Déjalo a fuego lento durante 20 minutos. Comprueba que esté en su punto, de no estarlo, déjalo cocer otros 5-10 minutos.

7. Mientras que el arroz se hace, enciende el horno y precaliéntalo a unos 180º-200º. A la vez, decora los pimientos con caras y formas espeluznantes.

8. Una vez el arroz esté hecho, retíralo del fuego. Añade 2/3 del queso rallado a la sartén y remueve todo bien.

9. Rellena los pimientos con la guarnición preparada.

10. Mételos en el horno durante 35 minutos o hasta que notes que los pimientos se ablandan. Por último, echa el queso que quede y vuelve a meterlos en el horno otros 10 minutos.
Una vez hechos, déjalos enfriar durante unos minutos antes de servirlos. 

<<< ¡Si te apetece una versión más ligera y fácil, puedes hacer unos crudités!