Ir al contenido

Duronic BPM150 Tensiómetro De Brazo Completamente Automático Presión Arterial

de
€33,99

Un pequeño utensilio que salva vidas

Más de 16 millones de personas en España sufren de hipertensión arterial, lo que corresponde a un 42,6% de la población de nuestro país. Entre ellas, tan solo un 30% llevan un control regular de su tensión, un índice bastante bajo si tenemos en cuenta los riesgos de mortalidad que supone la enfermedad de la hipertensión o de la tensión alta. Controlar la tensión frecuentemente permite al paciente verificar la eficacia del tratamiento, determinar la evolución de su diagnóstico y obtener resultados más precisos que los obtenidos bajo los efectos del estrés que puede suponer la visita a la clínica del doctor.
La posibilidad de utilizar un tensiómetro digital en casa representa por tanto una revolución médica para controlar la tensión regularmente y de manera sencilla sin necesidad de ayuda eterna.

El tensiómetro de brazo Duronic BPM150 incorpora una pantalla muy amplia con retroiluminación que facilita la lectura de los resultados. La calibración por código de colores en la parte izquierda de la pantalla y la guía incluida permiten interpretar los valores obtenidos en función de la edad del usuario o paciente. Este tensiómetro dispone de una memoria interna donde se pueden registrar hasta 60 lecturas, pudiendo así verificar y controlar la evolución de la tensión. 

El brazalete universal tiene un diseño ergonómico muy cómodo y compatible con todos los usuarios con un diámetro de brazo de 22 a 42 cm. Este se ajusta fácilmente gracias al sistema de cierre con velcro. 

Teniendo en cuenta las necesidades de nuestros clientes, este tensiómetro incorpora una bolsa para facilitar su almacenamiento y transporte.

Gracias a las baterías incluidas con el tensiómetro, podrás comenzar a utilizarlo desde el primer día. Para un uso intensivo, es posible enchufar el aparato a una toma de corriente mediante un adaptador (no incluido) con las siguientes especificaciones: 6 V 1A.
.

Duronic trabaja mano a mano con centros médicos especializados con el fin de ofrecer una gama de tensiómetros fabricados bajo las directrices de fabricación más estrictas, garantizando así la fiabilidad de las medidas, la facilidad de uso del aparato y la precisión de los resultados.

Este tensiómetro es un utensilio médico pensado para controlar la salud del usuario, por lo que es necesario seguir las instrucciones redactadas en el manual de uso del aparato para comprender cómo debemos utilizarlo, saber cuándo efectuar las lecturas e interpretar correctamente los resultados obtenidos. El manual de instrucciones incluye los idiomas español, inglés, francés y alemán.
.